viernes, 20 de octubre de 2017

Momentos...


Todos los momentos en que sentimos
que el mundo da un giro violento
o que hemos pasado un día sin haberlo vivido
o cuando sentimos que un rayo nos alcanza
y una parte de nuestro cuerpo responde enhiesto a ese rayo;
todos los momentos son divinos,
aún los inventados, los soñados,
los que pudieron ser y no fueron,
aún los que soñamos en unos segundos
a causa del aleteo de unas pestañas...
Momentos que nos conforman. 
......................
© Anonimo Veneziano, 2017

lunes, 16 de octubre de 2017

Repetición de la jugada (la leche en verso)


Domingo algo lluvioso y gris, las nubes bajas lo cubren todo pero no se aprecia mucha humedad. El Viajero está sentado enfrente del mirador que da al jardín y rodeado de verde por todas partes. No hay nada como cuatro gotas para que el tono amarronado se travista de verde que te quiero verde. Este año tiene a los estorninos revoloteando en bandadas, a los mirlos, a las urracas y algún águila merodeando por el cielo de su jardín. Más abajo, al otro lado de la casa, lo de siempre: vacas a lo lejos y gente gorda que camina... vestida, es la diferencia con las bestias. ¿Su talante? Pues ya se le adivina, cetrino y ácido. Sí, tendrá que dar un cambio para que se produzca ese cambio deseado en los imponderables del exterior. Pero es un rum-rum que no cesa de darle vueltas en la cabeza. Una desidia. Una pereza. Y un fastidio. Así que va a escribir algo alegre y animoso, como un tierno oso. Estuvo dando forma a unos escritos que ya publicó en sus Blogger y no quedan mal para unos cuentos más o menos largos (homoeróticos, por supuesto). Mira, está más que harto de leer cosas de héteros y de chochos que buscan polla o pollas que buscan chocho... Novelitas de amor camufladas en historietas de misterio, crímenes, chismes o tonterías representadas a finales de las últimas guerras europeas... Ahora se ven cosas ambientadas en los años locos de La Movida o principios de la Democracia de esta bendita tierra, la tierra de María Santísima... ¿Se le nota el sarcasmo? ¿Cómo se encuentra? Le gusta recibir largos correos con noticias de ahí, de allá, con aclaraciones idiomáticas o lingüísticas, con descriptivas pinturas coloristas de las aventuras calentorras de sus amigos... Ya que ahora está alejado de los medios cibernéticos hasta Diciembre en que terminen de pintar el cuartucho donde están los ordenatas públicos del pueblo donde vive. Porque mañana en la biblioteca del pueblo vecino solo me dan media hora; él creyó siempre que era una hora como la Hora del balcón de la Princesa de Éboli, pero no. Así que ya lleva este escrito desde casa para pegarlo directamente en el correo o en su Blog y así adelantar, que le esperan muchas contestaciones y comentarios que mirar. Y lo de seguir escribiendo en su Blog... de momento no se le ocurre nada. La abulia que le acontecía antes. Como novedad, que ayer hizo unas tortas de aceite con pasas y nueces al estilo del pueblo de su suegra (+ o -), pero que le han quedado muy ricas. Tiene además unos cuantos membrillos para hacer Carnemembrillo uno de estos días. Es lo suyo en estas fechas, faltan las batatas dulces asadas, pero es que lo que encuentra en el mercado son unos boniatos gordos como remolachas azucareras y que no son lo mismo. Sí, ya lo sabe, los tiempos cambian los paladares, pero la memoria de sus papilas gustativas está fresca y aún recuerda los buenos sabores de su niñez. Eso es lo malo de haber conocido las buenas comidas y alimentos sin manipulaciones genéticas o añadidos químicos. O la desgracia, también. Enfrente de su casa tiene a un vecino con un puñado de vacas lecheras. Cada día vienen a comprarle leche recién ordeñada (él cree que eso está prohibido), todas las mañanas llega una moza con un cacharrico de plástico y se lleva dos litros... Recuerda ahora que cuando vivía en Asturias le regalaron tres litros de leche recién ordeñada y no supo qué hacer con ella... era fortísima, amarga y para nada se parecía a aquella leche que siendo él chico iba a comprar en la lechería de su pueblo y luego en la del barrio de Madrid (hasta que prohibieron tener vacas en la ciudad). A pesar de hervirla dos veces, aquella leche asturiana terminó tirándola; ni la nata era comestible. Es posible que estuviese en mal estado, aunque no estaba cortada... En fin, que no. Se ha acostumbrado al aguachirri ese de las leches semidesnatadas y es lo que consume (casi un litro al día) que El Viajero es muy de tomar leches... de vaca.
..........................
© Juan Rodort, 2017

viernes, 13 de octubre de 2017

El Pilar (¿con virgen?)


Pues no sé yo si él será o no virgen pero queda muy requetebién el enunciado. No se engaña a nadie al poner lo del Pilar pues lo hay en la foto, ya sea marmóreo o escayolero, incluso de madera pintada imitación veta de mármol con sobredorados en el capitel, más bien parece de escayola, de molde en serie para mansiones de medio pelo o medio-qué con ánimos de aparentar ser lo que no son; y es por ello que no doy fe, ni esperanza y mucho menos nada de caridad ante la autenticidad de la virginidad del susodicho mozo posante en ademán de pierna izquierda adelantada sobre falsa roca de cartón-piedra, desnudo o casi, salvo por ese trapo-gasa adherido a sus partes bien pensantes, porque hay que ser mal pensado para ver lo que no hay ahí debajo de la prenda mojada, encolada a la cola... No he podido reprimirme el chiste, en fin, qué le voy a hacer, todo es un juego de palabras y de engaños. Ahí está el cuerpo desnudo curiosamente tapado en el lugar que más quisiéramos que estuviera destapado, pero las censuras son férreas en ese sentido, de ahí que el trapo esté como pegado a la piel, silueteando el interior de entrambas ingles que debe de ser espectacular si nos dejamos entusiasmar por el cuerpo celeste del modelo depilado, enaceitado, escurrido y abrillantado para relucir más ante los focos laterales que le dan ese tono-brillo de piel lustrosa y firme, aunque esa firmeza ya la tiene él de por sí, a fuerza de gimnasio y máquinas musculatorias. Lo del peinadito, ese mechoncito que le cae al desgaire por la sien derecha, eso es de juzgado de guardia en esta representación homoerótica de desnudo masculino que sí y no se deja desnudar del todo, como los tiempos en que vivimos, en plan hipócrita; el perfil es voluntarioso... Siempre me pareció jocosa la expresión en las novelas inglesas al dar la descripción del mentón voluntarioso de alguien o de alguna otra parte del rostro, vamos, para decir que es una caricatura de cara con prominentes rasgos, tipo ninot de Fallas, un poner. Pero él, el modelo de esta foto en blanco y negro (las hay en color pero le dan otro ambiente mucho más realista y el misterio de la luz queda rebajado por los tonos de la piel reluciente, embadurnada de aceites o grasas o lo que sea que la deja así de luciente). Entonces, recapitulando: hay pilar y hay virgen. O sea, columna y muchacho aún por desvirgar (démosle este beneficio de la duda), sí, virgen y mártir, de ahí esa expresión como de contractura muscular y de culo apretado (no se ve pero se adivina en el rictus del perfil). El chico es guapete y tiene un cuerpazo, eso no se le puede negar, pero de ahí a decir que sea virgen... es que nadie se lo puede creer. Pero milagros hay, existen, misterios también y hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad; pudiera ser un clon. Si así fuera, ¡yo quiero uno! ¿Son muy caros? Los muchachos en flor, digo, que no el pilar (¿con virgen?).
.......................... 

© Juan Rodort, 2017

miércoles, 11 de octubre de 2017

"Entendidos"

Primera estación: los (en)tendidos en una cama, lecho, tumbona o cheslón. Despatarrados, abiertos de patas, con su tapacosa encima por el aquel de la espada de la censura y tal que siempre está al acecho de púberes canéforas que portan el acanto... esas cosas de la poesía homoerótica o del escribiente enloquecido escuchando "Close to the edge" de los antiguos poetas del sonido ¡¡¡YES!!! a los que tan aficionado fue en aquella época cuando vivía en Barcelona post-franquista, recientita-recientita, con una semidemocracia apuntando sus brotes y un destaparse tímidamente... El susodicho escribiente fue objeto de discriminación lingüística, de origen (él siempre presumió de ser oriundo de Córdoba-Andalucía) y fiero combatiente de los aparteings desde siempre; no pudo soportar el ninguneo y quedó marcado ya de por vida... Así que no le vengan ahora con fracturas del país (Piel de Toro, Portugal incluida) cuando de lo que se debería tratar es de unificar criterios y diferencias ante el gran enemigo común: ESE que todos sabemos y que mejor ni nombrar porque las armas las carga el diablo y las palabras también. De ahí el enunciado de entendimiento, para los muy "entendidos".
.....................
© Juan Rodort, 2017

viernes, 6 de octubre de 2017

Algo de qué hablar... con la misma lengua


Pues, después de esto... no vamos a tener más remedio que hablar, porque creo que ya nos lo hemos hecho todo, con lo que ha pasado entre los dos ¿no? Que tú no hayas podido no tienen la culpa ni los horrorosos cojines de mi cama ni estas sábanas de satén negras-humo tirando a lavanda pocha que te dan grima nada más rozarlas... No. Creo que ha sido algo que yo he dicho, algún comentario, tal vez o quizás uno de esos grititos de locaza que se me escapan cuando me pillo los güevos a contrampelo... No, no has sido tú el causante del desastre que hemos protagonizado en versión original sin subtítulos. El que seas catalán tampoco ha influido, no estés tan seguro... Lo que pasa es que no tenemos nada más de qué hablar. Sobretodo si tú te empeñas en seguir dirigiéndote a mí en tu lengua. Sé a ciencia cierta que hablas castellano, que tus padres son de Extremadura, de Badajoz sin ir más lejos, así que no me vengas con esas... ¿No? Pues eso, piensa en algo... Algo de qué hablar... con la misma lengua.
.....................
© Juan Rodort, 2017

jueves, 28 de septiembre de 2017

La espuma ciega tus ojos...


Y lo demás te chorrea cosa fina por el esternón, pecho, pezón derecho, canalillo del ombligo directo al amasijo peludo oculto bajo ese ajado cubre-casi-nada roto a mordiscos (porque uno no es de piedra). Nunca un chorro de cerveza ha sido mejor aprovechado que éste. Apresado por tu caliente piel que no se da cuenta que el otoño llegó de tan en fiebre que andas. Tú estás enfebrecido, pensando siempre en lo mismo, en recibir un buen riego de pis en tu boca... ¡Serás guarro! Pero ¿quién se resiste ante tamaño portento? Y es que has llegado a mi jardín y sin darme tiempo a reaccionar has bajado de tu todoterreno tal cual, despelotado y te has puesto a regarte con esa birra ante mis ojos atónitos y ávidos para no perderse una sola gota del preciado líquido que voy a ir lamiendo hasta dejarte seco, para aplacar tus ardores de niñato fogoso y descerebrado que ya me tiene un poco quemado con tanto número de circo... Que los vecinos empiezan a mirarme mal pues creen (y están muy equivocados) que soy un pervertidos de jovenzuelos cuando eres tú el que me acosa. ¡¡¡Ten un respeto a mis canas!!! Pero no, no ves nada: La espuma ciega tus ojos...
.....................
© Juan Rodort, 2017

jueves, 21 de septiembre de 2017

Probando, probando... probando (eso que todos están pensando)


Literalmente cubierto de espesa espuma blanca que bien pudiera ser otro fluido más espeso y cálido, así desearía estar... Y, de paso, volver a esos años juveniles primeros en que la piel era crujiente y dura, amoldable a las manos adoradoras que se ofrecían en sacrificio para gastarse en las células epiteliales de tan bello ejemplar. Sí, lo era entonces y algo debe de quedar de aquellos días gozosos en que el jabón podría ser esperma humano de jóvenes guerreros que lucharon por poseer ese cuerpo serrano, guerras celulares que ahora quisiera volver a sufrir. Pero. Siempre habrá un pero... Lo que hay es lo que ha quedado. Así que no podré decir: "De este agua no beberé". Y aquí me encuentro, rememorando viejos tiempos para olvidar estos tiempos. Probando, probando... probando (eso que todos están pensando).
.....................
© Juan Rodort, 2017

lunes, 18 de septiembre de 2017

Salvado por las alas...

Bueno, sí, he vuelto pero tan sólo en periodo de pruebas y para ver si aún me dejan publicar...
Aquí subo a uno de mis protectores: El Arcángel San Miguel aquí en representación hecha por el genial Guido Reni para una iglesia de Roma, sede de un macabro museo de calaveras y demás accesorios mortuorios que tanto gustan a los especialistas en los temas del morbo y tal, total, a un paso del expediente X de G+ pues ya no me atrevo a poner nada que sea subido de tono y no creo que se metan con las desnudeces de un Arcángel, que unas pantorrillas masculinas pueden dar mucho de que hablar... Total, salvado por las alas...
.....................
© Juan Rodort, 2017

jueves, 14 de septiembre de 2017

Castigado contra la pared...

Los tres ángeles de la retaguardia...
Me acaban de bloquear el G+ por "desnudos explícitos" (masculinos, por supuesto). Así es que no podré escribir mucho más en un medio restrictivo e hipócrita donde se miden las imágenes de desnudos con diferentes medidas (¿lo femenino puede pasar?).
Pues hasta aquí he llegado.
¡¡¡Adiós G+!!!
(hasta nunca, no me haces falta p'a ná)
.....................
© Juan Rodort, 2017

La raja nueva, en mal sitio

¡Que sí, que me hicieron una raja! Precisamente donde el muchacho de la foto trata de lamerse (el sobaco izquierdo, sin ir más lejos). Una raja, un costuroncillo de nosecuántos puntos que me está jodiendo (la axila). Y, por supuesto, hay sitios peores donde hacer nuevas rajas... Bastante tengo con las que tengo, o la que ya tengo en salvasealaparte (contratante de la primera parte): la raja del culo. ¡Todos han pensado lo mismo!
Pues esta nueva rajita, jode y jode lo suyo, me está doliendo y no tengo más pensamientos que ese dolor, ni el cuerpo de este muchacho en flor, ni su sexo rabicundo y pelilampiño aunque bien proporcionado, todo hay que decirlo en honor a la verdad y es que es difícil encontrar un buen y bonito pene en versión original sin subtítulos
, pues un cuerpito así ni tan siquiera me distrae de mis cuitas. Pero eso nada tiene que ver con "mi raja", pero es que la jodida médica no tiene ni idea de costura y me ha dejado un siete horrendo, vamos que no le daría yo mis camisas para zurcir...

.....................
© Juan Rodort, 2017