jueves, 10 de agosto de 2017

Jodido... ¿pero contento?


Y, ya está.

Las cosas no salen como las habíamos planeado, ilusorias visiones de un futuro que ya nos ha alcanzado y sobrepasado. Estamos inmersos en una dinámica lenta de giros que no termina, esperando ese movimiento del contrario. No hay ganador o perdedor, lo somos todos, algunos más perdedores que otros. Pero ganar, ganar ha sido relativo. No hay quejas por estar en este nivel, mucho más alto que los anteriores, pero que se parece cada vez más a estar girando y girando, sin subir o bajar, siempre en el mismo plano, giro tras giro, recomenzando una y otra vez. Los días son una sucesión de días iguales o casi, las horas fragmentan el tiempo detenido. Esperamos el siguiente movimiento. Nada que hacer por nuestra parte sino esperar. Y esa sombría sensación de que las cosas van a peor o en franco deterioro. El tiempo nos ha hecho más viejos y débiles, no hay fuerza en las experiencias pasadas y sí un gran cansancio. El tedio de verse casi en el mismo sitio que el año pasado, que en años anteriores. Repeticiones...
.....................
© Juan Rodort, 2017

1 comentario:

  1. Reflexiones de verano, ya que no hay más ano que eso mismo

    ResponderEliminar